Kumquat

Contiene: 40g de Kumquat.

Aportaciones: Una pieza de Kumquat aporta un toque dulce y alegre en tu copa.

Combina con: ¡Cualquier Gin, Ron, Vodka o Vermouth! Pincha aquí para ver nuestra BotanicApp para ver más combinaciones.

Modo de empleo: Añade una o dos piezas para rematar la copa y deja que se rehidraten lentamente. Una vez rehidratadas serán totalmente comestibles.

Más detalles

Nuevo

11,00 €

  • Español
  • Inglés

- +

Calificaciones y evaluaciones de los clientes

Nadie ha efectuado una evaluación
en este idioma

Califica / escribe un comentario
 
Más información

Puede que no lo conozcas por su nombre, pero llevas degustando los sabores del kumquat  desde la infancia.



Este botánico de exótico nombre es uno de los más peculiares, tanto por su procedencia como por su aplicación. Se trata de piel deshidratada del fruto del naranjo enano (o naranjo chino). Es el fruto más pequeño de la familia de los cítricos y el único cuya piel es comestible, con una amalgama de sabores muy diversa, ya que su cáscara presenta un sabor dulce ligeramente ácido y su pulpa es algo más amarga.

Aunque son de procedencia oriental (China), desde el siglo XIX fueron introducidos en el sur de Europa para su cultivo frutal, aumentando considerablemente los campos de kumquats a lo largo del Mediterráneo. Un botánico que merecía estar en la Colección Pepe Orts de Toque.

Una pieza de kumquat aporta un toque dulce y alegre en tu copa, a través de un sencillo modo de empleo: añade las piezas que quieras directamente a tu copa, una vez servida. Si ese aroma te embriaga, dale un bocado a nuestro botánico y verás cómo una vez rehidratado es delicioso.

Debido a su procedencia, muy cercana a la naranja común, las propiedades del kumquat son muy ricas para el organismo, además de ser un fantástico ornamento en coctelería creativa. Una altísimo porcentaje de vitamina C, de potasio y magnesio ayudan a reducir el riesgo de enfermedades degenerativas, cardiovasculares y cáncer, mejorando también el tránsito intestinal.

Además, este botánico es conocido por ser el protagonista de su propia mermelada, una complemento indispensable para tus desayunos. Si te ha convencido en copa,la receta de la mermelada de kumquat es muy sencilla: lava bien el fruto, cortando a rodajas y quitando las semillas. Ponlo todo en un bol, cubierto con azúcar y zumo de limón, dejando reposar durante 12 horas. Después, ponlas en un cazo a fuego lento hasta que se consigue el punto de mermelada (entre 30 y 45 minutos) y estará lista para guardar en caliente para disfrutar.

Estamos ante un botánico que marida bien con cualquier espirituoso y que te permitirá, en casa o tras la barra, disfrutar de lo que creas.

29 productos de la misma categoría:

Los clientes que compraron este producto también han comprado...